Espectáculos | dióxido de cloro | muerte | Viviana Canosa

Viviana Canosa sigue con su defensa al consumo de dióxido de cloro

Luego del fallecimiento de un chiquito de cinco años a causa de su ingesta, la conductora se refirió al tema.

En las últimas horas impactó la noticia de que un chiquito de cinco años, oriundo de Neuquén, falleció luego de que sus padres le dieran de tomar dióxido de cloro para combatir el coronavirus. Sin embargo, esta no fue la única noticia con respecto al tema, ya que día antes en Jujuy también murió luego de haber consumido un litro y medio de lavandina.

Frente a esto, Viviana Canosa se volvió a pronunciar en las redes sociales sobre esta situación y mencionó: "¡El miedo paraliza y dinamita la libertad!", afirmó. Sin embargo, los usuarios no se la dejaron pasar y le contestaron con mensajes llenos de bronca donde le mencionaban que era una “asesina” por promover esta situación.

Días atrás, Ernestina Pais le consultó a la viceministra de Salud, Carla Vizzoti sobre qué opina de estas imágenes de Viviana Canosa. “¿Cómo tomás cuando un comunicador social toma dióxido de cloro en público? Bueno, no sabemos si era dióxido de cloro lo que tomó Viviana Canosa. ¿Qué te pasa a vos con todo el trabajo que llevás día a día cuando ves que alguien livianamente toma dióxido de cloro, supuestamente, en público? ¿Qué podés decir para que la gente sepa que no es bueno?”, le consultó.

https://twitter.com/vivicanosaok/status/1294827918577852419

“En esta situación donde la gente está asustada, alguien que puede ser referente para un montón de personas, puede pensar que es lo mejor para, inclusive darle a alguien que quiere mucho como su hijo, y generar complicaciones. Se puede dar alguna molestia hasta trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales que pueden llevar a la muerte”, remarcó, molesta por tener que aclarar algo tan obvio.

“No lo tienen que hacer porque no hay ninguna evidencia de que tenga utilidad y lo segundo es porque puede generar estos trastornos hematológicos, cardiológicos y renales. El dióxido de cloro es un derivado de la lavandina y no está aprobado por nadie. No tiene ninguna indicación médica y, además, si alguien lo consume en su casa puede tomar una dosis que es tóxica o incluso letal”, finalizó Vizzoti.