Espectáculos | Ángel de Brito | programa | El Trece

"Me fui a insultar afuera y después volví" Ángel de Brito se cansó de sus compañeras

El conductor de "Los Ángeles de la Mañana" reveló el motivo por el cual se fue del programa en pleno vivo.

El jueves pasado, la paciencia de Ángel de Brito llegó a su fin y por eso decidió abandonar el programa en vivo mientras estaban hablando sus compañeras. Sin mediar palabra, eligió irse en silencio y regresar a los pocos segundos con un humor renovado. Mientras él no estuvo, Andrea Taboada tomó el mando del programa y trató de cubrir el bache.

Ayer, Pía Shaw aprovechó el espacio que comparte con De Brito en CNN Radio y le consultó sobre este episodio tan particular que se dio en El Trece. "¿Qué pasó ayer en LAM, que te fuiste del programa? ¿Fue un chiste?”, le consultó la periodista. Y Ángel fue sincero a la hora de contestar este tema.

Habilito en las stories #angelresponde
View this post on Instagram

Habilito en las stories #angelresponde

A post shared by Angel De Brito (@angeldebritooki) on

"No hay mucha explicación, nada de otro mundo. Me calenté, me pudrí de un montón de cosas que no se ven al aire y que no tienen que ver las chicas, más allá de que en ese momento me fastidiaron las interrupciones permanentes: estaba Miriam Lanzoni, los de La jaula de la moda y las 4 'angelitas'. ¡No entendía nada!".

"En este caso, para no insultar al aire, me fui a insultar afuera y después volví. Dije lo que tenía que decir, las palabras sintéticas que utilizo a veces. No me parecía hacerlo al aire. Dejé que las chicas sigan y volví, y busqué el mate, que me lo había olvidado… Fue por cosas de trabajo, cosas que tienen que salir y no salen", sostuvo.

En más de una oportunidad el chimentero mencionó que disfruta de trabajar con sus colegas, peor que muchas veces resulta imposible de sobrellevar la situación. Más allá de las quejas, el periodista siempre resalta que tiene el mejor panel de la argentina y que sus personalidades tan diversas hacen que tengan el toque justo para generar constantemente escándalos.