Espectáculos | Juan Gil Navarro | Floricienta | Florencia Bertotti

"Les pido mil disculpas" Juan Gil Navarro contó por qué se fue de Floricienta

El reconocido actor rompió el silencio y decidió ponerle fin a uno de los misterios que esconde la tira infantil.

Juan Gil Navarro y Florencia Bertotti conversaron con Vero Lozano y dieron detalles sobre este fenómeno que se está viviendo nuevamente en la pantalla chica con la repetición de “Floricienta”. Casi quince años después de su estreno, los actores continúan asombrados del éxito que tuvo la tira infantil y que hasta el día de hoy sigue teniendo repercusiones.

“Es muy lindo todo lo que pasa, se siente mucho y se agradece. ¡Es surrealista! Uno no puede creer que haya pasado tanto tiempo y que esté todo tan intacto y que sea tan genuino lo que pasa. No sé cómo explicarlo, es muy raro”, expresó la protagonista.

Por su parte, Juan Gil Navarro relató una de las anécdotas más particulares que vivió gracias a esta novela. “Es impresionante y coincido de verdad con lo que dice Flor. Lo más fuerte que me ha pasado ha sido viajar y me acuerdo cruzando en un micro la frontera de Hungría a Austria, me pidieron los pasaportes, se los devolvieron a todo el mundo y a mí tardaron un rato en dármelo. Se me acercó un soldado hablándome en alemán y me dijo: ´¿Don Frío?´. Una situación muy rara con un soldado; eso me pareció impresionante”, comentó.

La cuarentena, sus archivos yel extraño de pelo largo...
View this post on Instagram

La cuarentena, sus archivos y el extraño de pelo largo...

A post shared by Juan Gil Navarro (@juangilnavarro) on

Sin embargo, lo que nadie se esperaba es que diera detalles de lo que fue su renuncia. “Estoy de acuerdo y es verdad. Yo no he hablado mucho de esto en público a lo largo de los años pero sí coincido con Flor: fue difícil y fue triste también. De alguna manera les pido mil disculpas tanto a Flor como a los que han llorado tanto. La explicación es que en ese momento yo necesitaba”, indicó.

“Siempre fui muy culo inquieto y necesitaba poder hacer otra cosa. Probablemente en ese momento, ahora no tanto, pero en ese momento tenía el prejuicio de pensar que quedar atado o sujeto dos o tres años a algo que fuera infantil no me iba a permitir desarrollar otras cosas en otros espacios y hacer otras cosas como actor. Mirando hacia atrás, uno es uno y sus circunstancias pero luego con el tiempo aprendí a entender que esos prejuicios no sirven y en realidad son propios. No tienen que ver con la mirada de los demás pero en ese momento lo que necesitaba era hacer otras cosas. Ese fue el motivo pero afortunadamente me lo entendieron”, cerró dando sus motivos.