Locales | Madryn | imputados | investigación

Solicitan imputación a Osvaldo Sala por "negociaciones incompatibles" cuando fue administrador del puerto

Destacan que la investigación, que llevó casi seis meses debido al volumen de documentación analizada

Se solicita la imputación a Osvaldo Sala debido a negociaciones incompatibles en el lapso que estuvo administrando el puerto de la ciudad de Puerto Madryn.

La Fiscalía solicitó formalmente la apertura de investigación por presuntas “negociaciones incompatibles con la función pública” en la Administración Portuaria durante la gestión del ingeniero Osvaldo Sala. Hay 13 imputados. La investigación es por direccionamiento en las compras y ahora se deberá fijar una audiencia. Este martes por la mañana la Fiscalía presentó formalmente el pedido de apertura de investigación para imputar a Osvaldo Sala y a otras doce personas por el presunto delio de “negociaciones incompatibles con la función pública” cometidos durante su gestión en la Administración Portuaria.

Destacan que la investigación, que llevó casi seis meses debido al volumen de documentación analizada, está a cargo de los fiscales Daniel Báez y Alex Williams. La hipótesis de investigación de la Fiscalía es que hubo un direccionamiento de tipo ilegal por parte del entonces presidente de la administración portuaria, Osvaldo Sala, en favor del grupo de empresas vinculadas a él. En la causa están imputados Sala como autor y Esmildo, Luciano, Renzo y Gisella Massari; Flavia Caserta, Adrián Martos, Claudia Cañuel, Helmut Ramón Carrasco, José Lazarte, Jesica Sabrina y Jonathan Bustamante; y Joana Ríos como partícipes.Sala, cuando era presidente de la administración portuaria, direccionaba contrataciones.

Asimismo los fiscales aseguran que "había una relación personal entre Sala y lo que denominan “El Clan Massari”.En su escrito, detallan que Esmildo Massari e Ignacio Sala, hijo de Osvaldo, constituyeron una sociedad y adquirieron un campo de gran extensión costera en la zona de Puerto Lobos.Los fiscales sostienen que había un grupo de proveedores que eran pantalla del grupo primigenio, para aparentar multiplicidad de empresas cuando en realidad estaban todas vinculadas".

También sostienen que hubo sobreprecios, al detallar que lo facturado por las empresas era “excesivo e injustificado”.Uno de los casos investigado es una monotributista, empleada de una panadería, quien de manera paralela presentó facturación a la Administración Portuaria por más de 27 millones de pesos. Además, una de las empresas que comenzó a prestar servicios en febrero de 2020 y se constituyó en proveedor de la administración del puerto, tuvo importantes facturaciones, entre ellas, 11 ceniceros por un precio de más de $ 242.000.

Otro caso en investigación es de una "herrería" que se creó a fin de año y la segunda factura al Puerto fue por 502.000 pesos para aportar 48m3 de Hormigón elaborado para pavimentación. Y otra contratación a uno de los monotributistas fue por desmalezamiento del frente del puerto, por un millón de pesos.

FUENTE: ministerio público fiscal