La Oficina Anticorrupción denunció fraude en la construcción del Estadio del Centenario

La obra del Estadio del Centenario está oficialmente bajo la lupa de la Oficina Anticorrupción (OA). La cartera a cargo de Laura Alonso denunció fraude y falta de ejecución en la construcción estadio en Comodoro Rivadavia, cuyo convenio original data del 2004 y los trabajos aún no han concluido.

El primer acuerdo fue suscripto por el ex secretario de Obras Públicas, José López -un funcionario cercano a Julio De Vido, ambos procesados y presos en la actualidad-, y el intendente de Comodoro Rivadavia en ese momento, Raúl Simoncini.

Fernando Alvarez de Celis, secretario de Planificación Territorial y Coordinación de Obra Pública del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, fue quien presentó la denuncia ante la OA. La obra iba a ser financiada con 30 millones de pesos por parte del Estado Nacional en 2006, pero ese financiamiento trepó a $109 millones y aún falta un 30% para que se termine la construcción. 

El plazo de ejecución de la obra se fijó en 540 días. Sin embargo, dos meses después, Abel Fatala por la Subsecretaría de Obras Públicas del ex Ministerio de Planificación Federal, y el Intendente Martín Buzzi firmaron un acta complementaria mediante la cual se amplió la asistencia financiera en casi $14 millones.

La obra quedó paralizada durante cuatro años. En 2013, con CPC a cargo, empresa de Cristóbal López -hoy detenido por evasión-, se firmó una ampliación de financiamiento de $42 millones y se dispuso un nuevo plazo de finalización de obra de 605 días a partir de octubre de ese año. En abril de 2014 se convino una nueva ampliación de financiamiento. Así, el costo total trepó hasta $109 millones.

En 2018, un informe detalló que hasta ese momento ya se habían transferido al Municipio por la obra del Estadio del Centenario la suma de $60,1 millones con un avance del 70,55%.

De acuerdo a la OA, “el relato del denunciante ha sido avalado con los numerosos documentos  aportados al legajo que dan cuenta de los sucesivos convenios suscriptos, las  transferencias efectuadas, las actas de inicio de obra, y en especial el informe de estado y avance de obra que reveló las irregularidades en su ejecución”.

"Se advierte que el Estado Nacional ya habría pagado por dicha obra la suma de $60.128.368,88 -contra los $ 30.054.914,25 previstos originariamente- no obstante lo cual la obra no fue finalizada”, describe más adelante la OA en su posicionamiento.

La OA además destacó que la obra se encuentra en un estado de abandono general y vandalización de lo ejecutado que obligará, en caso de continuarse, a realizar nuevos cálculos y erogaciones con parámetros de calidad y seguridad. La causa, por administración fraudulenta contra la administración pública, la investiga el Juzgado Federal N° 1.